Los canceles de baño no requieren de mucho mantenimiento más allá de la limpieza común, ya que están fabricados con materiales inoxidables de alta calidad.

La vida útil y la durabilidad de dichos materiales es muy alta, pero aun así, se debe dar un cuidado constante a los rieles y al acero, para evitar que se oxide más rápido y que se atore impidiendo una buena movilidad.

Toma en cuenta los siguientes consejos:

Mezcla agua y vinagre. De acuerdo con tu comodidad y preferencia puedes mezclar estos dos ingredientes en un atomizador o en un recipiente, posteriormente puedes echar la mezcla directamente al cancel o desde un trapo, enjuaga y mira el cambio en tu cancel.

Existencia de moho. Si tu cancel ya cuenta con manchas profundas o presencia de moho, te sugerimos mezclar tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro de agua y un poco de agua oxigenada, revuelve muy bien y con un trapo remueve la suciedad, enjuaga muy bien.

Salpicaduras. Si solo cuenta con salpicaduras, utilizar limpiavidrios de tu preferencia con un trapo y enjuaga muy bien.